Llámanos
  • Cedritos: (57) (1) 744 23 69
  • Mazurén: (57) (1) 744 05 88
  • Puente Largo: (57) (1) 226 44 23
  • Salitre: (57) (1) 704 58 58

El hablar inglés o el “speaking” para algunos puede ser lo más difícil de aprender el idioma. Ya que esto implica dejar a un lado nuestros miedos e inseguridades para lograr comunicar las ideas fluidamente.

Sobre todo para los adultos, experimentar el temor ante el reto de hablar inglés frente a grandes grupos concluye en la deserción del curso o abandono de la meta de aprender inglés. Sin embargo, no todo está perdido, a pesar de ser difícil, podemos lograr avanzar practicando inteligentemente y creando espacios controlados donde podamos hablar sin sentirnos juzgados.

A continuación te damos una serie de sugerencias para que puedas desarrollar esta importante habilidad del idioma:

a. Escucha tu propia voz: Cada vez que tengas la oportunidad, piensa en algún tema o una experiencia o usa texto escrito en inglés y grábate a ti mismo mientras lo lees o narras en voz alta. Repite la grabación e identifica en que crees que te equivocas, también te acostumbrarás a escucharte y verás que no es tan malo como piensas, así construyes más confianza a pesar de que te equivoques en la pronunciación o en lo que digas. ¡Para esto estamos aprendiendo!

b. Habla en voz alta con una persona de confianza: Al practicar frente a alguien que confíes comienzas a perder la pena de hablar en grupos y puedes obtener retroalimentación de lo que tu acompañante ve que puedes mejorar, es importante ser receptivos ante la crítica para no bloquearnos y frustrarnos fácilmente. Mientras avanzas genera oportunidades para practicar ante grupos cada vez más numerosos, también interactúa o mantén una conversación con alguien en inglés, intenta seguirle el ritmo, de tal forma que puedas “imitar” su pronunciación y fluidez. ¡Es fundamental retarnos para avanzar!

c. Escucha canciones, conversaciones en películas o series en inglés: Pon atención sobretodo a la pronunciación, imita lo que dicen y como lo dicen, observa cómo ponen los labios, como se pronuncian sonidos específicos y ¡repite, repite y repite!

d. Suelta la lengua: Los trabalenguas son muy útiles para pronunciar mejor y aprender a no enredarte cuando hablas rápido, búscalos como “TongeTwisters” y procura que los trabalenguas estén escritos y con soporte de audio para que imites la pronunciación correctamente. ¡Practica jugando!

Otra parte importante para el desarrollo de un buen “speaking” es el ambiente dentro del salón de clase, algo en que tus profesores te pueden ayudar mucho, entonces mantente muy receptivo y usa estas oportunidades para practicar:

1). El profesor apoya tu aprendizaje reduciendo temores sin fundamento, explicando lo comunes que son y cómo los puedes manejar. También ayuda manteniendo una atmósfera cordial en el salón de clase.

2). Proporcionándote oportunidades para que practiques solo o con compañeros, en grupos pequeños o grandes.

3). Generando espacios para que practiques haciendo presentaciones en público, contestas preguntas o realizando discusiones de grupo. Las exposiciones orales pueden reducir la ansiedad mientras se aprende la lección.

… Ahora queremos escuchar de ti ¿Te da mucha pena hablar en inglés? ¿Crees que puedes mejorar con estas sugerencias? cuéntanos en los comentarios o en Facebook y Twitter …

 


Recuerda la importancia de tu objetivo, si no sabes aún comunicarte en inglés, conoce nuestra metodología especializada en adultos

 

Autor: Ana María Escobar – Coordinadora de enseñanza – Wise Up.

Imágenes: shutterstock

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *